Investigadores han estado trabajando en esto durante mucho tiempo y finalmente lo han logrado: Científicos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte han logrado controlar cucarachas remotamente.

Según lper Bozkurt, profesor asistente de ingeniería eléctrica de la universidad y uno de los científicos del proyecto, quieren colocar sensores a las cucarachas para rescatar a personas:
“Nuestro objetivo fue determinar si se podría crear una interfaz biológica inalámbrica con cucarachas, conocidas por ser robustas y capaces de infiltrarse en espacios pequeños. En definitiva, creemos que esto nos va a permitir crear una red móvil de sensores inteligentes que utilizan las cucarachas para recoger y transmitir información, tales como la búsqueda de sobrevivientes en un edificio que fue destruido por un terremoto.”

Bozkurt dice que “decidió utilizar cucarachas biónicas en lugar de robots, debido a que el diseño de robots a esa escala es muy exigente y las cucarachas son expertas en desenvolverse en ambientes hostiles”.
Pueden observar el video a continuación, es repugnante e impresionante al mismo tiempo, pero podría salvar su vida algún día:
Cómo funcionan las cucarachas biónicas:
Para ello, se construyó una mochila electrónica de bajo costo usando un chip microcontrolador, más un receptor inalámbrico y un transmisor. Colocaron las mochilas en cucarachas silbantes de Madagascar, conectando el chip a los electrodos implantados en las antenas de los insectos y en el pequeño apéndice sensorial al final del abdomen de la cucaracha.
Las cucarachas utilizan su abdomen para detectar el movimiento del aire y alertarlas de posibles depredadores. Cuando los científicos activan este electrodo, las hacen caminar hacia adelante. Los sensores conectados a las antenas de desempeñar una función similar, en calidad de riendas y apuntan la dirección en que los investigadores quieren que se dirijan las cucarachas. Como pudieron observar en el vídeo, su método funciona de maravilla.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este