La edición de septiembre 2012 de la revista National Geographic incluye un artículo de portada que hace una pregunta que probablemente ha estado en las mentes de muchas personas en los últimos años: ¿Qué pasa con el tiempo? El artículo nos trae algunas imágenes impresionantes de fenómenos meteorológicos extremos observados en todo el mundo

La mayor tormenta de polvo en Phoenix, Arizona, el 5 de julio de 2011, reduciendo la visibilidad a cero.

Fortalecida por un dique, una casa cerca de Vicksburg sobrevive a una inundación del río Yazoo, Mississippi en mayo de 2011.

El fotógrafo Mike Hollingshead, cazador de tormenta especializado, capturó este tornado que llevaba una velocidad de 209 kph, el 20 de junio de 2011, en las afueras de Bradshaw, Minneapolis.

Esta estepicursor (plantas rodadoras) fue capturada en los surcos de un campo de algodón sin plantar cerca de Brownfield, Texas. Los fuertes vientos y una ola de calor sin precedentes condujeron a una erosión perjudicial. Buzz Cooper, director de la planta de algodón, comentó “Fue como un ventilador en un horno caliente”.

El agua de lluvia cae en cascada a un residente de Chengdu, mientras corría por las escaleras de un garaje subterráneo. Un aguacero inusualmente severo el 3 de julio de 2011, inundó calles y dejó sin energía eléctrica la ciudad, que es la capital de la provincia de Sichuan en China central.

Fuente

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este