Con solo 28 años de edad, Wang Jian, un mecánico y agricultor de la provincia china de Jiangsu, ha pasado el último año construyendo para sí mismo una réplica hecha en casa del Lamborghini Reventon, uno de los coches deportivos más exclusivos del mundo.

Wang desarrolló una pasión por los coches a edad temprana, e incluso trabajó en un taller de automóviles durante 10 años antes de abrir su propio negocio. A pesar de que tuvo la oportunidad de trabajar en muchos coches diferentes, el joven mecánico sentía que algo faltaba en su vida. Su propio Lamborghini Reventon, un hermoso auto deportivo italiano con un precio alrededor de $ 1,3 millones. Y como si el precio no fuera impedimento suficiente, Wang Jian sólo sabía que habían pocas de estas joyas que se han producido por el fabricante de automóviles italiano, y todas ellas fueron vendidas a compradores ricos, los nombres de los compradores son todo un misterio. Pero él no iba a permitir que este tipo de tecnicismos se interpusiera en su sueño de ser dueño de su propio Lamborghini Reventon, así que decidió que si no podía comprar uno, lo iba a construir. Puso su plan en marcha en mayo del año pasado, compro un viejo Volkswagen, y un pequeño modelo a escala de coche Reventon para utilizar como referencia.
El aficionado a los autos de 28 años de edad, trabajó duro en su proyecto, re-soldando el chasis del Volkswagen de segunda mano, moviendo el motor de la parte de frente hasta la parte posterior y cortando trozos de chatarra para construir el marco aerodinámico del Reventon. Le tomó un año para terminar esta obra de amor, pero aparte de “menores” como la falta de pintura y un interior sorprendente, Wang Jian consiguió su codiciado Reventon Lamborghini, y sólo le ha costado $ 9.500. Lamentablemente, la policía no le permite registrar su coche deportivo, por razones de seguridad, por lo que en lugar de conducirlo por un camino abierto para impresionar a sus amigos, el joven agricultor solo lo utiliza para el transporte de fertilizante…
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este