A este chico se le ocurrió hacer una broma muy graciosa a los fanáticos del iPhone que esperaban en cola la llegada del último modelo en las tiendas. Se vistió de Apple boy, o empleado de tienda Apple, tomo una carretilla y unas cajas marrones que hacían pasarse por los nuevos celulares iPhone 5, pero en realidad las cajas estaban llenas de vidrios… Mientras saludaba a los desesperados fanáticos, las cajas con los supuestos celulares caen y la cara de los compradores es única.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este