Estas fotos fueron tomadas en arrecifes artificiales que fueron hechos con vehículos antiguos. Los autos no respetan mucho el medio ambiente durante su tiempo de vida, pero esta es una forma en cómo después pueden llegar a ser útiles a la naturaleza.

Los arrecifes artificiales ayudan a contrarrestar la degradación de los ecosistemas marinos y recuperan especies en peligro de extinción. 

El sistema consiste en sumergir objetos, en este caso fueron automóviles antiguos, para que se conviertan en el nuevo hogar de los seres vivos en el mar alejándolos de la zona en peligro, así crean un lugar donde ellos se pueden resguardar de depredadores, por ejemplo. Además, impiden el uso de las destructivas redes de los buques rastreros. 

Países de todo el mundo han introducido en sus aguas cientos de variadas estructuras. En algunos casos, su uso tiene también una parte turística, ya que permite la práctica del buceo.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este