Sergey Pakhomov, un artista de la región de Perm en Rusia ha sido noticia recientemente en su país de origen para el uso de varios tipos de pasta para hacer modelos en miniatura de coches, aviones, barcos y hasta un pequeño pueblo de pasta.

Sergey Pakhomov, es un artista aficionado que descubrió que la pasta italiana es un material ideal para crear modelos detallados en miniatura. Todo comenzó hace seis años, cuando Pakhomov estaba trabajando para una compañía de relaciones públicas, y le piden que haga un anuncio creativo para una empresa de macarrones rusa. Fue una noche de lluvia de ideas y se le ocurrió la idea de crear algo diferente con macarrones. La campaña publicitaria fue cancelada, pero la idea quedó con él, y después de estudiar las obras de otros artistas que han utilizado cosas como fideos o rigatoni para hacer arte, decidió seguir una carrera en los modelos de pasta. Después de seis años de experimentación, Sergey Pakhomov tiene una impresionante colección de más de 30 modelos en miniatura hechos con pasta, algunos de los cuales son bastante complejos.
Sergey busca su material de construcción en los supermercados y utiliza todo tipo de pasta, espagueti simple y hasta lasaña, pasa de 20 a 30 horas en cada uno de sus modelos. Dice que su modelo más difícil fue un coche pequeño con asientos delanteros reclinables, puertas que realmente abren y un montón de otros pequeños detalles, algunos proyectos requieren más tiempo, fue el caso de una pequeña ciudad que tardó tres años en terminarla. Todas sus pequeñas creaciones las guarda en su casa y necesitan tener una cierta temperatura y humedad para pasar la prueba del tiempo.
Lo que comenzó como un pasatiempo divertido, se ha convertido en una pasión, y Sergey Pakhomov recientemente patentó su modelo de tomar diferentes tipos de pastas y aplicar técnicas para ser capaz de crear estas curiosas figuras y recibir ingresos comerciales con su arte. Recientemente se organizó un “Show Pasta”, para mostrar su talento único en el mundo.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este