Los científicos son en su mayoría un grupo humilde, que pasan gran parte de sus vidas en busca del conocimiento o enseñándola a otros sin mucho alboroto. Ganar un Premio Nobel es emocionante y viene con beneficios tales como dinero en efectivo y reconocimiento por sus trabajos, pero ¿Hay desventajas al recibir un premio Nobel?
Demasiados para contarlos“, dice Andre Geim de la Universidad de Manchester, quien con su colega Konstantin Novoselov, ganó el premio de Física en 2010 por un trabajo sobre el grafeno. Geim expresó una opinión común entre los galardonados “Las preguntas de los periodistas son el inconveniente obvio en el contexto” comentó bromeando.

Frank Wilczek, premio Nobel de física en el MIT, menciona varias dificultades que le esperan a los ganadores incautos. “Las principales desventajas son las tentaciones, específicamente la tentación de dormirse en los laureles, o la tentación de pontificar preguntas grandiosas“, dice.
Algunos ganadores del premio pueden dejar que el premio se les suba a la cabeza, pero otros quedan paralizados por la inseguridad después de haber sido elegido, por hacer nada más que su trabajo. En 2001, Tim Hunt en Cancer Research UK compartió el premio Nobel de Fisiología y Medicina con Paul Nurse y Leland Hartwell, por el descubrimiento de las proteínas que controlan la división celular. “Me resultó bastante difícil de sobrellevar al principio, y estaba muy nervioso de que los suecos se darían cuenta de su error y dejarían sin efecto el premio en el último minuto”, dijo Hunt.
Tal vez lo más inesperado es cómo algunos galardonados reaccionan cuando los científicos merecedores del premio son pasados por alto. Como dice Hunt: “También es difícil la decepción de los que no fueron elegidos, pero que podría haber hecho” El punto es recogido por Wilczek: “Puede ser difícil, emocionalmente, para las personas que piensan que lo recibirán, o deberían recibirlo, pero no lo reciben año tras año. Y también para las personas que tienen fallas cercanas, cuando los premios se anuncian y los ganadores son otras personas. Esto puede ser incluso doloroso de ver”, dice.
Francamente, no tengo quejas en absoluto“, dice Martin Veltman, premio de física en las universidades de Utrecht y Michigan. Veltman compartió el premio 1999 con su antiguo alumno, Gerard ‘t Hooft, por el trabajo que puso las matemáticas detrás del bosón de Higgs sobre bases sólidas. Pero Veltman hace levantar una ceja a algunos de los otros miembros del club Nobel. “A veces me pregunto acerca de los otros galardonados. De hecho, he descubierto la verdad en una observación realizada por Enrico Fermi, alguien le preguntó: “¿Qué tenemos en común los ganadores del premio Nobel?” Su respuesta: “Nada, ni siquiera la inteligencia
Más que nada, el premio Nobel cambia a la gente. Para el resto de nosotros, los ganadores pueden convertirse en iconos, gurús o voces de autoridad. Brian Schmidt, quien compartió el premio de Física en 2011 por trabajar en la expansión acelerada del universo, dice que toma un poco de tiempo para acostumbrarse. “Ahora todo el mundo toma todo lo que digo tan en serio”, dice.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este