El 24 de agosto 2012 enviaron el tren favorito de “Stanley” al espacio en un globo meteorológico con una cámara de alta definición y un teléfono celular viejo con GPS. Fue recuperado a 27 millas de distancia, en un campo de maíz. Este video documenta el viaje desde el despegue hasta el aterrizaje.

El niño de 4 años y el tren Stanley son inseparables, él ha estado con este juguete desde que tenía dos años, juega, duerme y hacen todo juntos. El rostro del tren fue animado con After Effects y Photoshop para darle vida como el niño lo ve.

El video está siendo fuertemente comentado con críticas a nivel de seguridad en YouTube, a lo que el padre responde: “Me están haciendo tantos comentarios sobre seguridad que creo que debería escribir una nota rápida para que todos sepan de las precauciones que tomé antes de lanzar a Stanley al cielo. Antes que nada, llamé a la FAA 15 minutos antes del lanzamiento para que pudieran asegurarme que no volarían aviones en la trayectoria de vuelo. He leído y seguido todas las reglas para el lanzamiento de globos meteorológicos. Tenía un reflector de radar casero, y un paracaídas. En segundo lugar, el cubo donde iba todo sólo pesaba 2 libras y estaba hecho de espuma, con una clavija de madera para sujetar Stanley en frente de la cámara. Pasé dos meses el seguimiento de los vientos con este sitio http://weather.uwyo.edu/polar/balloon_traj.html para localizar el área general donde iba a aterrizar. Por seguridad, se lanzó desde un lugar que sabía me aseguraría que iba aterrizar en tierras de cultivo. Los cálculos solo fallaron entre 5 y 10 millas, así que aterrizó en un campo de maíz, muy lejos de la ciudad. No quería ser el asesino de Stanley, además quería asegurarme que mi hijo recuperara a Stanley”.
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este