Desde agosto, los apicultores del pueblo de Ribeauville en la región de Alsacia en Francia, han visto como las abejas transportan sustancias coloridas a las colmenas convirtiendo la miel natural en algo artificial y creen que es por los envases de dulces procesador de una fábrica de M&M que hay cerca.

Perplejos, los apicultores se embarcaron en una investigación y descubrieron que una planta de biogás a 4 km de distancia que produce los famosos caramelos M&M es la causa, ya que encontraron pedazos de los caramelos rojos brillante, azul, verdes, amarillos y marrones.
Esta miel es un invendible nuevo dolor de cabeza para una docena de apicultores afectados ya que están lidiando con esto y además altas tasas de mortalidad de abejas y la disminución de los suministros de miel después de un duro invierno, dijo Alain Frieh, presidente del sindicato de apicultores.
Agrivalor, la compañía que opera la planta de biogás, dijo que ya están tratando de resolver el problema después de haber sido notificados del mismo por los apicultores.
“Descubrimos el problema al momento en que lo plantearon. Rápidamente se puso en marcha un procedimiento para detenerlo”, dijo Philippe Meinrad, co-manager de Agrivalor, a Reuters. Dijo que la compañía había limpiado sus envases y residuos y ahora se almacenan en una sala cubierta.

Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este