Déjalo salir todo! no es saludable para mantener esa oscuridad en tu interior. Libera tu ira en “Anger Room” (la habitación de la ira), un negocio en Dallas:

A los cliente de “Anger Room” se les ofrecen una selección de bates de béisbol, palos de golf, raquetas de tenis, palancas, y si se sienten particularmente creativos, brazos y piernas de maniquís, lo que hacen con esas armas depende de ellos.
La habitación está equipada con una tentadora variedad de cosas para destruir, como televisores, monitores y mobiliario de oficina. Es un ambiente controlado donde los clientes pueden actuar libremente como psicópatas y sacar todas sus frustraciones.

Hay precauciones de seguridad, todos los clientes deben usar cascos y gafas protectoras. Puede elegir entre una sesión de cinco minutos “Necesito un descanso” por $ 25, una sesión de 15 minutos “Atacar” por $ 45, o el menos popular de 25 minutos “Demolición total” por $ 75.
La mayoría de las personas sólo duran entre dos y tres minutos en promedio, comenta el propietario, Donna Alexander, “Tenemos algunos clientes habituales que pueden durar de cinco a 15 minutos, pero cuando un cliente solicita 25 minutos, realmente lo usa todo”
Desde su apertura en diciembre de 2011, promedia 240 clientes por mes, y los números van en aumento, por lo que decidió añadir otra habitación más. Alexander también ha sido abordado sobre oportunidades de franquicias, con ofertas de posibles socios en los 50 estados de EE.UU., e incluso inversionistas en Australia, Rumania y Alemania.
Pueden visitar la página web de esta extravagante empresa en el siguiente enlace
Loading...
Opt In Image
Te gustó lo que viste?
Suscríbete a nuestro Newsletter para recibir más artículos como este