Mujer estafada por una iglesia tuvo que vivir en un McDonald’s por meses

Como muchos saben, la religión puede cambiar tu vida; ella también lo sabía. Lo que ignoraba era que la iglesia a la que se había unido no era más que el inicio de una serie de estafas que la alejarían de su familia y la obligaría a vivir en las calles. Mary Seow vivió con su familia hasta que una iglesia china la contactó en Singapur y la convenció de sumarse a su fuerza eclesiástica. Seow huyó con quienes consideraba su salvación, pero poco tiempo después las cosas cambiaron, la religión pasó a segundo plano y los negocios –como si se tratara de una metáfora sobre el capitalismo– se convirtieron en el centro de su vida.

mujer-estafada-por-una-iglesia-tuvo-que-vivir-en-un-mcdonalds-por-meses-01

Un negocio de transporte en China era la promesa con la que Seow vivía. Por su nueva familia invirtió todo su dinero, su esperanza y su vida. Lamentablemente, la iglesia que escogió pareció olvidarla rápidamente, pues en cuanto lograron conseguir sus ahorros, ella se quedó sin nada, la estafa fue doble, ahora no tenía dinero ni familia. En un país extranjero, con la vergüenza sobre los hombros y sin un centavo, Mary Seow no regresó a casa. Fue ahí donde comenzó su búsqueda de redención.

Sigue leyendo Mujer estafada por una iglesia tuvo que vivir en un McDonald’s por meses

Loading...